Publicado el domingo, noviembre 16, 2014 en las categorías ,


LA POSADA DEL DRAGÓN
CAVA BAJA, 14
28005 MADRID
91 119 14 24
www.posadadeldragon.com

Lo que hoy conocemos como Posada del Dragón, fue a comienzos del siglo XVI, una Alhóndiga (granero municipal, lugar de almacenamiento del pan y donde también se regulaba su distribución y venta). Fue propiedad de la Villa de Madrid y se remonta a la época de los Reyes Católicos.

La Posada del Dragón debe su nombre al mítico dragón que estaba situado en piedra sobre la Puerta de Moros. Fue construida como casa de huéspedes en 1868 por el arquitecto Francisco de Cubas, Marqués de Cubas. Forma parte de un edificio histórico protegido. El edificio es una corrala del siglo XIX, en cuyo interior se encuentran restos de la muralla árabe y cristiana, una bañera de mármol, un pilón-abrevadero y una escalera de madera. A finales del siglo XIX el edificio original fue demolido y reconstruido en 1910, donde empezó a conocerse como alojamiento para comerciantes del Rastro y proveedores del cercano mercado de La Cebada.

En aquella época, era tal el trajín de viajeros, que las compañías de postas y diligencias establecieron las paradas de sus carruajes, y con el tiempo, de autobuses, en esta calle, como el que con destino a San Martín de Valdeiglesias se ubicó junto a esta Posada del Dragón. Actualmente, hemos recuperado su actividad y se ha convertido en un Hotel de exclusivo diseño y estilo singular con propia personalidad.


El local posee 27 fabulosas y modernas habitaciones dispuestas alrededor de una corrala interior cubierta. Además de 4 conceptos de restauración: La Antoñita, Bar Dragónate, La Despensa y La Corrala que es de donde os voy a hablar hoy. Aunque a un restaurante vamos a comer, lo que primero fascina es un precioso baño con un lavabo construido sobre el abrevadero original.


El sitio posee una carta pequeña pero contundente. El día que estuve, a finales del verano, a comer entre semana, elegimos una Colección de Tomates Marinados, deliciosa y refrescante; y un Rabo de Toro (que no el crujiente) que hacía saltar las lágrimas para compartir. Las cantidades son generosas puesto que no nos quedamos con hambre en absoluto, todo ello regado con una copa de Ribera del Duero y un agua para mí. No tomamos postre y nos fuimos a tomar un gintonic a El Bonanno.

El precio -yo no pagué- en torno a 35€.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario, tu firma, la señal de haber estado por aquí. Esperamos haberte gustado.
Si quieres que te incluyamos en nuestra lista de distribución de noticias, introduce tu email en la sección RECIBE NEWSLETTER (a la derecha)
Muchas gracias.

ALCHUPCHUP tv!



IMPRESIONES



OTRAS WEBS AMIGAS


Enlaces interesantes a otros blogs/webs de nuestros amigos




ESTAMOS TERMINANDO LA RENOVACIÓN DE ALCHUPCHUP.
EN BREVE VOLVEREMOS CON NUEVOS CONTENIDOS

LO + VISTO

ALCHUPCHUP-BLOGDECOCINA © 2009-2017. Con la tecnología de Blogger.

BUSCAR EN EL BLOG

VISITAS

web traffic statistics
VISITAS DESDE 2009

RECIBE NEWSLETTER

CONTÁCTANOS

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

NO TE PIERDAS


NOS SIGUEN